Constitución

El Consejo Regulador de la IGP Tomate La Cañada quedó constituido el 8 de febrero del 2008, conforme a la publicación del 30 de enero de ese mismo año en la que se aprobó el reglamento de la IGP Tomate La Cañada y su Consejo Regulador.

El Consejo Regulador es el órgano al que se le encomiendan las funciones de gestión y, en su caso, las de control de la IGP “Tomate La Cañada”, en los términos del Capítulo IV del Título III de la Ley 2/2011, de 25 de marzo.

La constitución del Consejo Regulador de la IGP Tomate La Cañada es la de una corporación de derecho público que no tiene ánimo de lucro, con personalidad jurídica propia, autonomía económica y que cuenta con una plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines, que con carácter general sujeta su actividad al derecho privado, excepto en las actuaciones que impliquen el ejercicio de potestades públicas, en las que debe sujetarse al derecho administrativo.

Como órgano representativo y democrático y en virtud de su naturaleza corporativa y su calificación, el Consejo Regulador está integrado por las personas físicas o jurídicas debidamente inscritas en los correspondientes registros que, manifiesten su voluntad de formar parte del Consejo Regulador, rigiendo en todo momento los principios de representación paritaria de los sectores confluyentes, con especial atención de los minoritarios, y de autonomía de gestión y organización de sus órganos de gobierno.

logo-consejo-regulador-IGP
Logo IGP tomate la cañada

El Sol, alimento de la tierra; un clima excepcional durante todo el año y el Mar Mediterráneo que se mueve en un espacio único, el Parque Natural Cabo de Gata - Níjar, son los elementos naturales que inundan de vida esta tierra. Las especiales condiciones de los campos de La Cañada convierten a esta zona en el centro productor de un tomate con cualidades extraordinarias reconocido por los mercados más exigentes.