Una entrevista con la ilustración: Alvaro Castro y nuestro Tomate Raf

Alvaro Castro, conceptos simples que expresan mucho

Alvaro Castro, diseñador e ilustrador afincado en Almería, es un amante de lo simple como representación de lo complejo. Un artista conceptual que intenta hacer pensar con imágenes, placeres y sentimientos cotidianos, comunes a todos nosotros, y tan difíciles de expresar a veces.

Sus ilustraciones siempre van acompañadas de una explicación, de lo que la idea representa. Tienen fuerza, carácter, y crudeza a veces, pero transmiten, y mucho, todo lo que este almeriense de adopción concibe y plasma de manera sorprendente.

Alvaro Castro nació en Córdoba, pero creció en un pueblecito muy atractivo y conocido de Cádiz, Conil de la Frontera.

Sus pasiones siempre fueron el deporte y el diseño. Impulsado por la primera, realizó los estudios de Magisterio de Educación Física, pero su pasión por el diseño le llevó a dejar su vocación de maestro y a dedicarse por completo a desarrollarla, realizando estudios de Gráfica Publicitaria en la Escuela de Arte de Cádiz,  que marcarían un punto de partida en su carrera hacia lo que es hoy.

Alvaro lleva cuatro años en Almería, pero…, dinos ¿qué te trajo aquí realmente?

Hace 4 años que estoy en Almería y vine a esta tierra por la que es actualmente mi mujer. Una tierra que desconocía y que me ha acogido de maravilla en todo este tiempo. Me ha sorprendido mucho Almería, su gente, sus costumbres, su paisaje, etc.

¿Cómo surgió tu pasión por el diseño?

Mis inicios fueron impulsados por la llegada a mi casa del primer ordenador. Mis hermanos y yo (somos cuatro),  teníamos que compartir su tiempo de uso limitándonos a una hora de utilización por cabeza.  Inicialmente hacía carteles para participar en concursos de blogs de videojuegos en internet a fin de conseguir merchandising o algunos juegos. Poco a poco fui avanzando, hasta ir realizando  publicidad e imagen corporativa a diferentes negocios de mi localidad. Finalmente, una vez que cursé los estudios en la Escuela de Arte de Cádiz, ya mis diseños empezaron a coger un estilo propio, más parecido al que hago actualmente, aunque eso ha tenido un proceso en el tiempo.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?

La verdad es que no tengo un referente claro a la hora de realizar mis diseños, aunque  podría decir que Chema Madoz puede ser una fuente de inspiración. Su trabajo me parece brillante. Utiliza elementos simples, objetos cotidianos la mayoría, con una estética muy cuidada, y realiza fotografías en las que les confiere un nuevo significado. Una sutil y brillante metáfora que me parece genial.

En realidad me gusta conocer tanto artistas de renombre en el mundo del diseño como de los más amateur, siempre se puede aprender de todos ellos algo, sus ideas, como abordan los diseños, son fuente de búsqueda de inspiración para mis próximos diseños.

 ¿Cuál o qué ha marcado un punto de inflexión en tu trabajo como ilustrador?

La experimentación en la ilustración ha sido lo que ha hecho que poco a poco fuese encontrando mi estilo particular y con el que me encuentro más cómodo.

¿Cómo definirías tu estilo?

Lo definiría como un estilo conceptual en el que intento que mis ilustraciones sean algo más que unos simples trazos y colores, que den un mensaje y hagan pensar. Intento decir muchas cosas con el menor número de elementos posibles.

Tú éxito es rotundo, en muy poco espacio de tiempo has conseguido miles de seguidores, ¿cómo lo has hecho?

Ha sido con mucho trabajo y con algo de suerte, porque, lo creamos o no, ésta siempre tiene un papel decisivo. He tenido la suerte de gustar a gente influyente con lo que hago,  al compartir mis trabajos, han hecho que muchas personas lo vean, les han dado mucha difusión, visibilidad, estoy realmente agradecido con todos ellos.

También ha sido decisivo el hecho de que una de mis ilustraciones se convirtió en viral en instagram, eso me hizo subir como la pólvora, pero dicen que la suerte no te llega sino que uno es el que la busca con trabajo y sacrificio.

Ahora, eres un influencer, una apuesta por las marcas para darse a conocer a través de tu arte, ¿cómo te sientes?

Sobre todo orgulloso, de ver como a tanta gente le gusta lo que hago, que mis ilustraciones hagan sentir cosas y se vean reflejados en ellas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Hacer llegar mi trabajo a tanta gente y que guste, y sobre todo las muestras de cariño y de admiración de la gente que me sigue.

Por último,… ¿una ciudad?

Almería, porque me ha regalado los momentos más importantes de mi vida.

¿Un sabor?

Salmorejo, me hace trasladarme a mi ciudad natal y a la que siempre me gusta visitar.

¿Un instante?

El nacimiento de mi hijo, es un momento y una sensación difícil de describir, algo que te cambia la vida.

Para concluir, queremos agradecerte la alucinante ilustración que has hecho para nuestro producto estrella: el Tomate Raf. El concepto que ilustras no podría ser más acertado, estamos impresionados,

Tomate Raf
RAF – Almería tierra de grandes contrastes en el paisaje, donde la luz del sol es una compañía constante, en su provincia convive el mar, la montaña y el desierto en plena armonía y un mar de plástico que cubre sus buenas tierras, en las que crece una joya gastronómica por su sabor, su textura crujiente, sus matices dulces y su forma característica. El tomate Raf es una pieza exclusiva para la gastronomía, un preciado manjar con una calidad que ha sido avalada por la Unión Europea., producto único que se convierte en un premio para el paladar. Cultivado en unas condiciones especiales, siendo una planta sensible que tiene que ser cultivado por agricultores expertos y bajo el sello del #IGP (Indicación Geográfica Protegida), única en Europa con estas características. Por ello @el_primer_tomate IGP TOMATE LA CAÑADA nos ofrece “el mejor tomate del mundo” el “jabugo” del tomate.

¡Muchas gracias! Te deseamos lo mejor y por supuesto, que sigas siendo así de grande.

Deja un comentario